La guía definitiva para conseguir unos pies perfectos en 7 días

¡Si nadie se va a fijar! Es lo que digo cuando por prisas he descuidado algún detalle de mi estilo. Y es que la gente si se fija sobre todo esos pequeños detalles bien cuidados.

 

Esta mañana pude tomar consciencia que unos pies bien cuidados dicen mucho de una misma. Mientras estaba almorzando me he encontrado con una amiga y se ha sentado con nosotras. Ha cruzado las piernas y sus sandalias han dejado ver unos pies perfectamente cuidados.

 

Desde el corte y color de uñas hasta la piel. En otra ocasión no me hubiera fijado. Pero tenia unos pies tan cuidados que  ese pequeño detalle me ha llamado la atención.

 

Entonces ha sido que he tomado consciencia que necesitaba un plan de acción urgente para mis pies.

 

Plan de acción para unos pies perfectos en 7 días

 

Tras un verano intenso de playa, taconazos y sandalias es hora de hacer balance de daños en tus pies.

 

Aunque la mayoría del tiempo estén cubiertos o en un lugar que crees que pocos miran no son excusas suficientes para darles de lado.

 

Sólo necesitas dedicarle a tus pies unos pocos minutos al día durante 7 días para que estén perfectos y cuidados. Para los casos más graves amplía el tratamiento a 14 días.

 

Día 1:

Lava tus pies con agua templada y pásate la piedra pómez por el talón, la zona de la planta y borde lateral del dedo gordo y pequeño del pie en su parte más dura. No frotes con fuerza. Para la zona del empeine usa un exfoliante corporal. Exfolia también la planta y talón

Enjuaga tus pies y remata con un chorro de agua fría para activar tu circulación.

Ahora hidrata usando una crema de pies, o mejor aun con vaselina pura en tubo de pomada. La venden en cualquier farmacia y no suele valer más de 3 o 4 euros.

A continuación ponte un calcetín de invierno para que el calor haga que la crema te repare antes la piel y quédate así un mínimo de 30 minutos.

 

Día 2:

Lava tus pies con agua templada y usa un exfoliante corporal y frota por todo el pie. Para acabar un chorro de agua fría para activar tu circulación.

Por último hidrata con crema de pies o vaselina pura y no olvides ponerte un calcetín de invierno durante 30 minutos. Si lo tienes de microfibra mejor.

 

Días 3 y 5:

Lava tus pies con agua templada y pásate la piedra pómez por el talón, la zona de la planta y borde lateral del dedo gordo y pequeño del pie en su parte más dura. No frotes con fuerza. Para la zona del empeine usa un exfoliante corporal.

Enjuaga tus pies y remata con un chorro de agua fría para activar tu circulación.

Ahora hidrata usando una crema de pies, o mejor aun con vaselina pura en tubo de pomada. La venden en cualquier farmacia y no suele valer más de 3 o 4 euros.

 

Días 4 y 6: Repite el tratamiento del día 2.

 

Día 7: Repite el tratamiento del día 1.

 

Siguiendo este sencillo tratamiento verás resultados más que visibles al séptimo día. Notarás la piel más hidratada y suave.

 

Puedes realizar este ritual después de tu jornada de trabajo, o por la noche cuando tengas un momento de descanso para ti.

 

Mantenimiento para que tus pies sigan perfectos sin esfuerzo

 

  • Ahora o has olvidarte de tus pies. Haz el ritual del día 2 una vez por semana y si tus pies por lo que sea están más secos de lo normal o agrietado cambiarlo por lo que hacíamos el día 1.

 

  • Hidrata de vez en cuando tus pies. A parte de la crema y la vaselina. Hay gente que opta por un remedio casero que consiste en ponerle a un par de cucharadas de aceite de oliva virgen un chorrito de limos y usarlo como aceite de pies. Personalmente me quedo con la vaselina por ser más limpia y super hidratante también.

 

  • No olvides que unos pies perfectos requiere que cortes tus uñas con frecuencia. Opta por un corte recto y de forma cuadrada para evitar que la uña se encarne en los bordes.

 

  • Si pintas tus uñas procura que estén a juego con el esmalte de tus manos.

 

  • Evita los tacones excesivamente altos.

 

  • Si tienes mal la circulación lavar tus pies con agua fría te los dejará como nuevos. No olvides usar a continuación un gel frío para pies para activar la circulación. Lo encontrarás en farmacias e incluso en supermercados.

 

Como ves ya no tienes excusas para cuidar tus pies. Es fácil, económico y no te requerirá mucho tiempo.

 

Si tienes algún truquito, quieres contarnos que te ha parecido este tratamiento de choque o tienes alguna duda, el hilo de comentarios está a tu disposición más abajo y yo estaré encantadísima de leerte.

 

Seguro que este artículo también le resultará de gran utilidad a algún fan o seguidor de tus redes sociales, compártelo y seguro que te lo agradecerán. Yo soy la primera en darte las gracias.

 

Nos leemos.

¿AUN NO TIENES MI Ebook Maquillaje efecto photoshop?

Mi madre dice que las listas siempre tienen suerte. ¿Estas en la lista? Suscribete a mi lista y llévate mi ebook GRATIS. Además todas las semanas recibirás en tu email un correo con trucos de moda, maquillaje, vida saludable, recetas, acceso a retos y mucho más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.